lunes, 21 de mayo de 2012

Historia de terror en dos partes – Parte I

Esta es una historia real y contemporánea. Tan real y contemporánea, que esta pesadilla la está viviendo en este momento una de mis amigas más queridas.



Desde el principio, y con el miedo que sentí y siento por ella, le dije que tenían que hacer la denuncia. Esto fue hace mucho y finalmente se animó. El resultado no es mucho mejor…


Este es el resumen de la historia escrito por ella:



El patrullero me dejó en la puerta de la comisaría como a las 10 de la noche. El sargento me acompañó hasta la mesa de entrada y me indicó que espere.


Llamé a María llorando como loca, más que entender adivinó mis palabras e intentó tranquilizarme. No sabía por donde empezar. María, mi amiga, tiene el don de tranquilizarme. Hizo lo que pudo, yo estaba sacada.


Me llamaron desde la oficina del fondo. El comisario me hablaba mientras destapaba un yogur con Zucaritas, se excusó por hacerlo en éste momento pero no comía desde el mediodía y eran más de las 10 de la noche.


Llamé al 911 porque mi hermano, en estado de ebriedad, intentó tirarme por las escaleras. El portero del edificio fue quien me lo sacó de encima.


Después vinieron las amenazas:


Si "me hago la loca", es decir si hago la denuncia, me van a tajear la cara en la calle.




El comisario me escuchaba y al mismo tiempo escribía.
Terminó el escrito y me explicó que ellos no podían más que presentarse en el domicilio y tranquilizarlo hasta que se le pase el efecto del alcohol.


Cuando eso sucede él se comporta, como una persona normal.


Como está enfermo y es mayor de edad no hay muchas alternativas. La policía no puede intervenir de otra manera. No sin una orden de un juzgado. O sea, no pueden detenerlo. Parece que el daño físico, la violencia y las amenazas se denuncian pero NO son suficientes herramientas como para detener a una persona enferma.


En la denuncia quedaron asentadas las amenazas. Y el comisario me indicó los pasos a seguir.


Salí de su despacho y llame un taxi.


Llegue a la puerta de la comisaría y mire para ambos lados tratando de ver el taxi cuando vi que mi hermano venia caminando hacia la comisaría. Entré corriendo, pase la mesa de entradas sin darle tiempo al policía que estaba ahí, crucé el pasillo abrí la puerta de la oficina del comisario, pasé por el costado del escritorio, me paré al lado de él y le dije: "¡Está afuera!"


No me di cuenta de que él estaba con gente, ni que la puerta estaba cerrada. Y no sé que cara le puse pero debió ser de pánico, porque me miró fijo y me dijo


-Tranquila, acá no te va a hacer nada. Y gritó con "voz de alto" mirando para el pasillo, -Fernández ¡tráigame una silla! Fernández se acercó a la puerta y le dijo en voz baja:
-No hay sillas, Sr.
-¡Tráigame la suya!


Después de pedirle disculpas a las dos personas que se encontraban enfrente,acomodó la silla al lado de su sillón.
Me quedé a su lado hasta que vino el taxi, que tardó bastante porque llovía mucho y había demora.


Recién después, cuando le conté más tranquila este último suceso a María, tomé conciencia del miedo que me hizo sentir mi hermano.

Sólo había dos caminos a seguir: uno era solicitar la internación para que trate su adicción. Otro solicitar la exclusión del hogar para que no lastime a nadie más.


Con respecto a la internación debíamos tener en cuenta que con las nuevas leyes de salud mental, se complicaba. No se puede obligar una internación. El enfermo por sus propios medios tiene que reconocerse como tal.


La exclusión es básicamente excluirlo del hogar y fijar un perímetro de seguridad.


Cuando llegué a casa esa noche eran más de las 2 de la mañana.


Mi mamá me pasó a buscar a las 6 de la mañana del día siguiente.
Llegamos a "La comisaría de la mujer y La familia" en 30 minutos, ahí es donde se realizan las denuncias que tengan que ver con violencia familiar.


La comisaría recibe denuncias las 24hs horas. Si vivís en provincia y tenés que hacer una denuncia por violencia familiar, en tu comisaría no te la toman, tenés que venir sí o sí acá. Aunque a penas ingreses el cartel de la puerta diga
"Su comisaría tiene la obligación de tomarle la denuncia".


Hay una por distrito, o sea, no queda cerca de casa.


En la mesa de entradas me atendió una señora muy amable. Le muestro la denuncia que me tomaron anoche, la "denuncia penal". Pregunta a dónde sucedió y le explica a mi mamá que si es su hijo y fue en su casa, ella como madre tiene que solicitar la intervención o la exclusión del hogar.


Solicitamos una intervención. Sabemos que él no va internarse, pero esperamos que alguna autoridad pueda ayudarnos a convencerlo de que es lo mejor para todos.


Yo debo solicitar un perímetro en la Fiscalía, para eso tengo que esperar que la denuncia que hice anoche llegue de la comisaría a la fiscalía.


Al medio día llegamos a la fiscalía. Acá la cosa se complica, las empleadas sobrepasadas de laburo te explican como si fueras un abogado con experiencia, te dan los papeles y enseguida preguntan quien sigue.


Leo el papel que me entrega en el cual le solicito al fiscal que atiende la causa que me otorgue una "custodia policial" debido a la gravedad del hecho y las amenazas.


La custodia policial consta de un patrullero que pasa cada tanto por mi casa a verificar que todo esté en orden.


Para agilizarla me aconseja que me presente en la comisaría de mi barrio y los ponga al tanto.


A las 5 de la tarde llegamos a la comisaría, el policía que nos atendió nos explicó que de todas maneras debía esperar que llegue la orden de la Fiscalía.


Pensé qué posibilidades tenía, con los grandes problemas de seguridad y con todo el trabajo que atiende una comisaría, de que me otorguen a mí tal pedido.


Durante los siguientes 3 días me mantuve encerrada en casa, con las puertas trabadas. No ví a nadie. Sólo hablé por teléfono con mis amigas.



 
(Continúa...)


20 comentarios:

Diez Años Tarde dijo...

Cuando uno lee estas cosas se da cuenta que la mayoría de sus problemas son menores...

Por otro lado, es inconcebible que haya tanta burocracia y falta de reacción para tomar ciertas decisiones.

Buen día

Mecha dijo...

Diez
Hola bombón!
Así es... todo una burocracia donde el que sufre es el que necesita...

Sole dijo...

iba a escribir lo mismo que puso Diez.
Que desprotegidos que estamos ...

Mili_en_apuros dijo...

Por favor que desastre! Ojalá pronto salga el sol para esa familia!

Fuerza!

Besito

Marietta dijo...

que terrible historia...; a veces parece que las leyes regulan para extraterrestres, no?

Mucha fuerza para quien sea que lo haya escrito, y mucha paz para quien está enfermo, porque seguro no registra lo que hace.

besos

Mecha dijo...

Sole
Algunos más que otros...


Mili
Gracias! Pasaré tus palabras...

Mecha dijo...

Mariett
Esa es parte de la historia. La otra parte de la historia, es que quienes regulan las leyes son garantistas que nunca tuvieron que pasar por una situación así...

Marietta dijo...

Hola Mecha, lo se. Tengo una amiga en situación parecida pero con el "ex?" marido.

Encima se tuvo que ir de la casa porque la re cagaba a palos, enfrente de los hijos, y ahora el pibe no la deja volver, no le deja ver a los hijos, la abogada de ella le dijo que tiene que esperar, que si se hubiese quedado en la casa capaz que el divorcio le salia antes, pero como se fue, el tipo se la va a hacer más difícil, o sea se quedaba y un día no contaba más el cuento.

Lo peor es que el tipo piró después de muchos años de casados, porque ella se caso a los 22, tiene 42, y este quilombo empezó hace dos años.

El tipo le dijo que le da el divorcio si ella acepta que la tenencia le queda a el hasta que los chicos cumplan 18 años. Uno tiene 15, pero el otro tiene 11.

Y ella dice "es mi seguridad versus ver crecer a mis hijos".

La justicia no se expide y de esto van ya dos años, increible, no?

Mecha dijo...

Más que increíble, es indignante...

Luiscardo dijo...

No sé cómo termina y tampoco puedo decir que imagino el final.
Lo que sí puedo asegurar es que el desarrollo es previsible... lamentablemente.
Dicen que lo último que se pierden son las esperanzas, pero con el tema de la justicia, qué quiere que le diga Mecha, capaz que ya las perdí.

A propósito, estuve medio alejado, no sé si lo notó.
Así que paso a saludar y a decirle que leí las entradas anteriores y me pareció "pintoresca" su evaluación de desempeño.
Yo creo que abandoné esa práctica, al fin y al cabo, si rompemos el termómetro no hay más fiebre ¿verdatttt? jejeje

¿Le puedo dejar un beso?
Avise que se lo mando contrarreembolso (palabra que repite de manera curiosa la "r" y la "e").

Yo Ni Cash dijo...

Y si prueba en una familia sin hermano... o se va a vivir a una casa sin escalera?

Que se yo, digo, no?

Claro, que historia nos va a contar despues...

Como anda profe. De pura casualidad buscandolo a Franvico lo encuentro a usted, me da mucha alegria ver que aun nos quedan cartuchos... no tanto por los que le quedan a usted, sino por los que yo guardo celosamente en el bolsillo trasero...

Cuando se enteren que la polvora estuvo mojada y no sirven ni para hacer ruido...

Pero Ud. no les va a contar nada, eh?

Tuve un suenio de los mas extranio... Franvico y una mujer se estiraban en puntas de pies con las manos en alto como queriendo tomar algo muy arriba... yo miraba los pies que es estiraban en frustracion... y levantaba la vista recorriendo las piernas, la cintura... el torso... las caras felices y finalmente llegaba a las manos y tenian trocitos de pan y varios pajaritos comian de la manos de los dos... el tipo era franvico porque buscando encontre una pagina con una foto donde esta al lado de una moto... con vaquero...
Y yo cuando suenio de alguno... hmmmm

Chau hasta la proxima.

Mecha dijo...

Querido Profe

1.No ha terminado, pero la segunda parte viene la semana que viene.

2. Por eso se fue del país?
(no me diga que no soy buena para generar miles de mails para usted, preguntando si es cierto que ha partido y cuánto la Argentina se perdería como país si lo hiciera... o mejor dicho, ahora que lo hizo)

3. Ehhhh... yo siempre noto su ausencia. Pero soy medio chúcara, vió?

4. Defina "pintoresco"

5. Como poder, puede. Pero de ahí que yo pague para recibirlo....

Mecha dijo...

Yo ni
Bienvenido (a?)

La verdad es que continuamente escribo una sarta importante de pelotudeces en este sitio, pero JUSTO ahora no es para chiste la entrada... No le parece?

Saludos

dejatellevar dijo...

Es increíble el tema de la burocracia y la lentitud de la justicia en estos temas!!!!
A mi personalmente me da muchísima impotencia.
Te cuento que estoy estudiando abogacía y me toco ver muy de cerca un par de casos de violencia familiar que terminan judicialmente hablando en nada, y en los peores casos con la muerte de alguien.
No puede ser que tengamos un sistema judicial tan lento y con tan poca proteccion para quienes lo piden a gritos, sin mencionar que hay tanta mierd* dando vuelta que si tenes la mala suerte que quien te agredio es alguien mas o menos importante te tenes que ir a llorar al campito porque no te da bola absolutamente nadie!
Las pocas manos que hay para ayudar a la gente en este tipo de situaciones nunca es suficiente.
Ojala todo este tema tenga solución. Saludos

Luiscardo dijo...

No he partido Mecha, la exportación de imbéciles está cerrada =P
Todo sea por cuidar "la mesha de los argentinosh" jeje
Tengo pensado hacer una gira-concierto por Bangladesh ¿me acompaña? después sacamos un disco triple y recuperamos el costo del pasaje.

Sé que es chúcara, por eso la pincho, como pa' que se muestre ¿vio?
Ahora bien, cuando digo "pintoresco", debe iterpretar algo así como "interesante la manera en la que uno cambia el enfoque de las cosas, de manera tal que transforma la subjetividad que rodea al hecho y logra tornar lo bueno en malo, viceversa y todas las combinaciones posibles".
Y no sé si tengo mucho más para explicar sobre esto (me atajo porque ya me la imagino a usté repreguntando qué quise decir).

Y oigamé, si no paga no le dejo nada.
Los besos que tenía en promoción se acabaron, sólo quedan los de "alta gama" (nunca tantas aes se juntaron para formar una adjetivo-frase tan pelotudo jajaja).

Luiscardo dijo...

Yo ni Cash:
Su prosa me parece conocida, podríamos decir que es una "prosa bian", digna de gente como uno ¿nocierto? jeje.
Ojo donde mete los cartuchos, nocstante, si la pólvora está mojada, no hay mucho peligro que digamos, porque no es cuestión de que (citando al dueño original de su seudónimo) se le aparezca "The Ring Of Fire".
Usté mentiende.

Chau che, hasta la próxima.

Luiscardo dijo...

Y como me acordé, Mecha, lo escribo acá:
¿Vio que le dije lo clave que puede ser cambiar el entorno que rodea las cosas?
Me trajo a la mente ese sonado caso de aquel muchacho cuya novia quedó pegada en la tabla del inodoro recién pintada.
Con esfuerzo él desatornilló la tabla y luego ella se tendió boca abajo en la cama, única forma en la que podía soportar el dolor de la situación.
No tuvieron más remedio que llamar al médico para que fuese a la casa a solucionar el inconveniente.
El doctor al ver a la paciente le dice al amigo
"La verdad que el cuadro es hermoso, pero, digamé, ¿no tenía un marco más lindo?"




...

Luiscardo dijo...

Nota al pie:
Estoy seguro de que Argentina va a ir por el mejor de los caminos, dado que tenemos una clase dirigente que posee una capacidad inimaginable para ver el futuro, anticipándose a los eventuales vaivenes que suelen sorprender a los ciudadanos de a pie (como quien suscribe).
Digo esto porque no puedo explicar de otro modo el hecho de que me haya llegado esta semana el nuevo DNI, y que sólo sea en su versión "tarjeta", cosa que no sería llamativa si no fuese porque el trámite lo comencé casi dos meses antes de que se aprobara la reforma al código electoral, y la ley de marras tuvo luz verde exactamente el mismo día en que el DNI figura como "egresado del RENAPER".

Notable el nivel de basura que nos envuelve.

Mecha dijo...

Dejatellevar
Todavía no hay ninguna solución. Se sigue peleando...

Hay gente muy mala alrededor de todo esto... gente muy enferma hija de puta, y no me refiero al hermano alcohólico específicamente.

De todas maneras, la idea de postear fue, por un lado, que mi amiga pudiera descargar su frustración y sentirse acompañada. Y por el otro, poner en evidencia la deficiencia de las instituciones argentinas, empezando por nuestros propios representantes elegidos, que sólo sirven para la foto y el pelotudeo político, pero no pueden legislar algo serio y que sirva para algo.

Mecha dijo...

Luis
Disculpe, pero no sigo sus desvaríos hoy.

En cuanto a su nota al pie, fíjese que me dió el mejor ejemplo de mi comentario anterior.
Estamos en un país donde ni lo importante ni lo urgente forman parte de las prioridades, sino el pelotudeo político para ver quién la tiene más grande, quién mea más lejos y, como consecuencia, quién será el que se coja a más incautos.
Ni hablar que, luego de cogernos, nos afanan... no??? Ni vale la pena que se lo aclare.

Como sea. Ahí tiene Usted su "carnet" de votación, y espero que le sea útil y lo sepa usar la próxima vez, a menos que antes nos convirtamos en Cuba...


Saludos.